Browse By

Couch potato

COUCH POTATO RELOADED (ARS)

Siempre pensaste que poesía era una dinámica
de dar zarpazos al aire y desvariar,
que sólo era permitida
para viajantes de párpados henchidos,
para frailes y suicidas,
para dinosaurios mordiendo una hoja de dolor.

Siempre pensaste que poesía
era un negocio de homosexuales
con una rosa en la boca,
o un concurso de epilépticos
tratando de abofetear a la muerte
o un mareo
que sufrían los eruditos al perder la razón.

Te confundieron las rimas
de un eslogan de productos alimenticios
y la retórica sensacionalista
del titular del noticiero
que hablaba sobre el fin de los tiempos,
confundido
pensaste que poesía
era estar en el sofá —tu torre de marfil—,
invocar mundos, sentirse solo,
tener miedo y simular placer.

Te confundiste, y pensaste que poesía
era un evento en pay per view.

CONTROL DE MANDO

Al margen de tus dedos el control

es solo un archipiélago de signos.

Tomarlo implica  es t  i   r    a     m     i      e       n      t     o    ,

seleccionar MENÚ

y cambiar el contraste,

elevar el volumen

y hacer del televisor pitonisa

de video clips futuristas,

de informerciales

que predicen el fin de la calvicie.

Te     e  s   t    i     r     a      s     .

Desde tu propia contención das clic

con el pulgar

y te crees Platón en su caverna,

un dios que oprime teclas,

contempla al mundo, cambia historias,

y a bordo de su nube desenfunda.

One thought on “Couch potato”

  1. Germán Jiménez says:

    ¡Hola!
    Para los que nos acercamos a la poesía con miedo, pues el confort de la prosa nos hace instalarnos en la comodidad del calientito diván, tu trabajo nos hace sentirnos a gusto. Es como salir en un día lluvioso y terminar, claro, mojadísimo pero, eso sí, sin gripa ¡ya es algo!
    Ger.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *