Browse By

Siete minisellos (I)

The_Tower_of_Babel

א

¹⁴Con Azrael del lado de los rebeldes, Yahvé volteó hacia la Tierra y eligió a Caín.

ב

²En el último día del Diluvio, la familia se reúne a discutir el futuro. ¹Noé sirve las bebidas, resuelven tomar el veneno de un solo trago. º

ג

¹⁹Al darse cuenta que el hombre podía organizarse para vivir en paz sin su ayuda, descendió a Babel para confundirlos, enemistarlos.

ד

⁴ºMoisés contempla la Tierra Prometida a la distancia y decide no entrar. Piensa en los egipcios, lo que sufrieron. Muere de culpa y remordimiento.

ה

¹²/¹¹El cuerpo del único cómplice cuelga de la higuera, en el Cielo no dejan cabos sueltos.

ו

³³Magdalena decidió abortar, nadie se enteró.

ז

Un día regresó y se llevó a los fieles. Los apóstatas heredamos el planeta con entusiasmo, desde esta época lejana les escribo con el siguiente mensaje: hay esperanza.

2 thoughts on “Siete minisellos (I)”

  1. Germán Jiménez says:

    Me gustó el último aforismo: los apóstatas como herederos de la tierra y los creyentes legando la eternidad. No podríamos pedir más. Aunque, quizá más cautivadora que la palabra “apóstata” quede “agnóstico” o lo mejor hasta “ateo”. Me acordé de Juliano, de la novela de Gore Vidal. Delicioso emperador que se opuso al recien impuesto cristianismo pero que lo hizo desde la orilla de las religiones paganas como buen helenista que siempre dijo ser. Nos habría gustado más (y eso que ya de por sí nos encanta) si hubiera sido ateo.

  2. Sergio Caracciolo says:

    Julio, más los leo más los disfruto. Te felicito. Decime si hay posibilidades de conseguir publicaciones tuyas en Argentina.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *