Browse By

¿La búsqueda de la verdad es el precipicio de los sueños?

Hasta acá.

¿La búsqueda de la verdad es el precipicio de los sueños?
¿Las lágrimas desaforadas son ilusiones para los gusanos?
¿El algoritmo es una medición exacta?
¿La métrica de un verso es la cordura del poeta?

nidios_niamo_anarquia.jpgFadanelli, el estimado vérdugo que suele quebrantar los paradigmas establecidos por ciertas élites y grupos selectos que han venerado una figurilla pintarrajeada (figurillas) por colores muy llamativos; y expreso llamativos por la circunstancia que alimenta una fe ciega, una fe que suele castrar la esperanza para catequizarla y transmutarla hacia la veneración de un día ridículo, un dios que apuñala por la espalda. Un dios cobarde que se atreve en limitarnos “con sus códigos morales” y que prohibe la naturaleza y el instinto del SER humano.
Y no es que demuestre mi ateísmo una y mil veces, pero estoy en contra de venerar a un dios ególatra que prefiere vocíferar su fama y su fortuna cobrando los diezmos de las ovejas “descarriadas”. Guillermo Fadanelli, en la revista Día Siete*, propone que busquemos y edifiquemos nuestra propia convicción con respecto a dios y él mismo se cuestiona- ¿Pero qué clase de dios sería uno que se pareciera a mí?- y él mismo se responde:- Me niego a venerar a un dios cínico y que trabaja sólo de vez en cuando. De hacerlo mi tranquilidad eterna quedaría en entredicho: soy un dios en el que no se puede confiar.
Angustiante pero cierto, uno debe crear su propio dios. La esperanza debe morir al último como suelen decir, aunque yo; fallecido en el intento de encontrar a mi propio dios; pero, sería un buen punto el que propone Fadanelli: – “No he aprendido nada de la vida. A estas alturas debería estar harto de los seres humanos, pero la sola esperanza de que en el futuro me acostaré con otras mujeres me hace desear la reencarnación”.-
Mejor pronunciado no puede quedar y espero que la sociedad despierte de su letargo que lleva cientos de años manejados por los grandes caciques que aglutinan sus riquezas en nuestro país, y sino, pregunten a nuestro bienhechor, santo y purítano Ex-presidente Vicente Fox, que la supo hacer de todas, todas; más cínico no puede ser, pero en fin, vivimos en el país en que todo se debe a la gracia de dios. ¿Nos lleva la chingada por la gracia de dios?, ¿existen más pobres por la gracia de dios?. Risas y más risas, prefiero morir en el pesimismo y con mis penas que convertirme en una oveja que paga por el boletaje del autobús público para recibir un perdón divino. Recordemos, la imposición de los Españoles a nuestro esclavizado pueblo, recordemos las cruzadas ¨santas¨, hagámos memoria sobre la figura fascista de Bush. Prefiero morir con mi ateísmo antes de imponer una verdad “absoluta” sobre la existencia de dios.

¿Las oraciones se van directo al caño?, quiero hechos, no oraciones de “buenos samaritanos”.

Prefiero morir mil veces con mi compañero el ateísmo.

-REVISTA DIA SIETE, NUMERO 360, PAG.72,

Día Siete

One thought on “¿La búsqueda de la verdad es el precipicio de los sueños?”

  1. Miguel Angel Torres says:

    A pesar de que me parece un articulo bastante bueno (de verdad), no creo sinceramente que el hecho de que se esté llevando la “chingada” a Mexico y al mundo en general sea por la gracia de dios. Al final de cuentas, eso probaria todo lo contrario a lo que se dice de el mismo; creo que, si el mundo está como está es precisamente porque cada uno de nosotros hemos llegado a considerarnos como dioses, sea consciente o inconscientemente: me he convencido de ello mirando la historia estadounidense. Con todo, no creo tampoco en encontrar una verdad absoluta en cuanto a nada, y en especíal en cuanto a dios, siendo las cosas tan relativas como son, y debido a que todo no es mas que un punto de vista. Muy humildemente, en estas líneas les paso el mío.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *